¡Su próximo viaje, aquí! Active las notificaciones y reciba nuestras mejores ofertas ACTIVAR

Guía de viaje de Berlín

Publicado el Lunes 1, Junio 2020 en Recomendaciones

Berlín es una ciudad que no te cautiva a primera vista por su arquitectura prolija y asimétrica ni por el encanto visual que tienen otras ciudades europeas de países aledaños. Berlín es distinta: su atractivo está en su vibra, en esa energía que se siente en sus calles repletas de diversidad, arte y vanguardia. Tiene una carga histórica muy fuerte, que a la vez la ha convertido hoy en día en uno de los lugares más interesantes y libres del mundo.

Es una ciudad muy innovadora, precursora de tendencias en la música, artes visuales y escénicas y con una muy poderosa cultura de la música electrónica mundial, con Berghain, el icónico templo de techno, como estandarte. 

¿Cuándo ir?

La mejor época para visitar Berlín es entre mayo y septiembre. Es cuando la ciudad cobra más vida, por el clima, y hay más actividades disponibles que durante el resto del año. 

De todas maneras, para quienes disfruten del frío, diciembre es un buen mes para visitarla también, donde empiezan los “weihnachten market” o mercados navideños y con suerte les  pueden tocar unos días de nieve, donde el espíritu navideño se siente más aún. 

¿Cómo llegar desde el Aeropuerto o principales estaciones?

Berlín tiene dos aeropuertos: Tegel y Schoenefeld. Desde ambos aeropuertos salen trenes, buses muy bien conectados con los principales barrios de la ciudad. Para quienes lo prefieren, un taxi desde el aeropuerto al centro de Berlín tarda entre 20 y 30 minutos y cuesta unos 30 o 40 EUR.

Todas las estaciones de trenes regionales de Berlín están también perfectamente conectadas con el tren urbano y el resto de los transportes.

¿Qué hacer? 

Conocer su historia

Lo más recomendable para conocer sobre la historia de Berlín es empezar por un free walking tour. Hay varias empresas que ofrecen este tour y generalmente salen de la Puerta de Brandenburgo, el símbolo de la ciudad. Otros monumentos y lugares emblemáticos por los que se suelen pasar con el tour son la Universidad de Humboldt, el Monumento al Holocausto, Checkpoint Charlie y Bebelplatz. 

Para saber más de su historia, hay diversos tours para hacer, como el del Tercer Reich, el del Berlín comunista o la visita al campo de concentración nazi Sachsenhausen.

Recorrer sus parques

Berlín es una ciudad súper verde, con parques inmensos. El más grande y famoso es el Tiergarten, cuya entrada está justo detrás de la Puerta de Brandenburgo. Otros parques lindos para recorrer son el Gorlitzer Park, Treptower Park o el Volkspark Friedrichshain. 

Visitar el Reichstag

El Reichstag es la sede del parlamento alemán. Prendido fuego en 1933 y destruido casi completamente en la Segunda Guerra Mundial, estuvo cerrado hasta 1999. Hoy se ofrecen visitas guiadas donde se puede subir a la cúpula de cristal, el símbolo de la reunificación nacional y disfrutar de una vista panorámica de Berlín única. Se recomienda sacar turno con tiempo, ya que suele ser una visita muy demandada. 

Caminar por East Side Gallery

En Berlín todavía quedan algunas partes del muro en pie. El tramo más largo y famoso de ellos es el East Side Gallery, dividiendo los dos barrios más carismáticos de la ciudad: Kreuzberg y Friedrichshain. El muro está intervenido por más de 100 artistas de diferentes nacionalidades que representan en sus obras el concepto de “libertad” en conmemoración al fin de la Guerra Fría y es otra visita obligada de Berlín. Hay tours que ofrecen recorridos por el arte callejero de Berlín, incluyendo este tramo. 


Explorar la Isla de los Museos

Recorriendo la Avenida Unter den Linden, una de las avenidas principales de la ciudad, que va desde la famosa Alexanderplatz, donde está la Torre de Televisión hasta la Puerta de Brandenburgo, atravesando el río Spree, a medio camino está la famosa Isla de los Museos. Ésta incluye cinco de los mejores museos del mundo, con atractivos como el Altar de Pérgamo y la Puerta de Ishtar de Babilonia. En la misma isla también está localizada la catedral de Berlín, que tampoco se puede dejar de visitar en este recorrido.

Pasear un domingo por Mauerpark

Los domingos, durante los meses cálidos (de mayo a septiembre incluído) está abierta la feria del parque Mauerpark cada domingo. La feria incluye desde ropa vintage, gastronomía de todo el mundo y artesanías. Es un excelente plan de domingo porque, además, alrededor de la feria siempre hay artistas tocando en vivo y a la tarde, se arma un karaoke público en una colina, donde cualquier valiente puede subir a cantar. 

Recorrer el ex aeropuerto Tempelhof

El Tempelhof operó como aeropuerto de Berlín hasta el año 2008, cuando cerró sus puertas para convertirse en un parque recreativo, donde los berlineses pasean los fines de semana en sus bicicletas, o se reúnen entre amigos a hacer un picnic o asado. Está ubicado al sur de la ciudad, entre los barrios de Neukölln y Schöneberg y es otro de los lugares que no pueden perderse en su visita a esta ciudad. 


¿A dónde hospedarse?

Berlín ofrece una diversidad de alojamientos de primera clase para todos los gustos y presupuestos, incluidas marcas internacionales de hoteles, como el lujoso Hilton Berlín. Dónde hospedarse en Berlín va a depender del tipo de viaje que cada uno quiera hacer. 

Mitte

Es el centro de la ciudad, para quienes prefieran estar cerca de los monumentos históricos y las plazas principales de la ciudad. Además, cuenta con muchos restaurantes y bares de todo tipo. 

Friedrichshain/Kreuzberg

Estos dos barrios están uno al lado del otro y tienen un estilo similar: hipster y bohemio. Son barrios ideales para los jóvenes, a quienes les interese el arte y además, es donde se concentra la vida nocturna y gastronómica de Berlín. 

Charlottenburg

Charlottenburg es la parte más exclusiva de Berlín. Es el sector para hacer shopping y comer en restaurantes elegantes. Es un barrio ideal para hospedarse en familia o quienes prefieran hacer un viaje tranquilo, ya que no está muy cerca de la vida nocturna. 

¿Cómo moverse?

Transporte público

Berlín cuenta con una excelente red de transporte público de bus, tranvía, metro (U-Bahn) y tren (S-Bahn). La tarifa básica de 3,30 EUR permite utilizar todos los transportes durante 2 horas. También se pueden comprar tickets semanales o de 4 viajes para ahorrar en caso de tener que usarlo mucho. 

Bici o monopatín

Hoy en día existen una serie de aplicaciones disponibles para usar bicis o monopatines en Berlín, donde se paga por trayecto. Los mismos se encuentran tirados por las calles para que quien las necesite, los utilice mediante la App.

La bicicleta es el transporte ideal para andar por Berlín, ya que la ciudad está súper preparada con ciclovías por todos lados e incluso se puede subir en metro o tren con la bici, en caso de trayectos más largos. 

Taxi

El taxi en Berlín es bastante caro, la bajada de bandera es de 3,90 EUR y no es muy necesario, dado que el transporte público está disponible hasta altas horas e incluso las 24 hs durante el fin de semana. 

¿Dónde comer?

La escena gastronómica de Berlín es muy variada y, comparada a otras ciudades europeas, es barata. Se puede comer un buen plato desde 5 o 6 euros. Los barrios con mayor variedad gastronómica son Mitte, Kreuzberg y Friedrichshain. Principalmente en estos últimos dos vive una comunidad árabe y turca muy grande, llenos de locales de kebab y platos típicos de su cultura.

Además, hay varias ferias y mercados de comida callejera. En Mitte, los mediodías abre el Hackescher Markt donde se puede encontrar puestos de comida callejera muy variada. Otros mercados muy buenos son el mercado turco de Maybachufer y el Markthalle Neun, ambos ubicados en el barrio de Kreuzberg. 

Para quienes quieran probar platos típicos alemanes, lo ideal es ir a algún Biergarten, como por ejemplo Prater, donde pueden degustar la mejor salchicha alemana con una buena cerveza. 

¿A dónde salir de noche?

La vida nocturna de Berlín es muy intensa y variada también. Al ser el epicentro de la música electrónica, la fiesta está disponible 24/7, con bares abiertos todos los días y clubes que no cierran en todo el fin de semana.

En los barrios de Kreuzberg y Friedrichshain es donde se concentran la mayoría de los bares y clubes. Sobre la calle Schlesisches Strasse, en Kreuzberg, hay un grupo de bares y clubes muy diversos uno al lado del otro sobre el río, como Club der Visionäre, IPSE, Hoppetosse (un barco hecho club) y Badeschiff (una especie de bar “en la playa”, con una pileta incrustada en el río). Durante el verano, se aprovechan mucho estos espacios abiertos, donde se hacen “open airs”, fiestas al aire libre que empiezan de día y terminan en altas horas de la noche. 

Para los amantes de la electrónica, no puede faltar entrar al emblemático Berghain, el templo del techno mundial, lo cual no es tarea muy fácil, por el estricto filtro del guardia de seguridad de la entrada. Si el plan falla, hay muchas otras alternativas de lugares donde se arman muy buenas fiestas electrónicas también, como Sisyphos, Tresor, Kater Blau, Griessmule, About Blanc, entre otros.




BUSCA TU VUELO

Origen - Ingresa ciudad, país o región
Destino - Ingresa ciudad, país o región
Aún no decidí fecha